Antígona

Si con Esquilo tenemos la creación de la literatura dramática en la Grecia Clásica con Sófocles tenemos la consolidación del género dramático hasta nuestros días que, aunque no lo creáis, hoy día cientos de millones de personas en el mundo escriben y leen teatro.

Todos ya sabéis mi debilidad por los clásicos, así que aquí me tenéis una vez más, opinando sobre Antígona de Sófocles. Probablemente algunos de vosotros ya han leído esta tragedia griega – es una de las más famosas.

Antígona plantea la lucha entre la pasión y la razón. La historia de Antígona está encuadrada dentro de las tragedias tebanas, es decir ocurre en esa pequeña ciudad griega, y continua un poco, para que os situéis, a la historia de Edipo y a la tragedia de Esquilo los Siete contra Tebas. Ya que todo comienza en la obra con la negación de Creonte a que el hermano de Antígona fuese enterrado en suelo griego debiendo ser su cuerpo corrompido por las bestias y alimañas. Esto era considerado por los griegos como una humillación terrible, hoy día sería considerado una guarrada y una putada, ¿no?

Pero bueno Antígona no se rinde y entierra a su hermano en un descuido e la guardia, fijaos lo que ocurre ahora tenemos a una sola mujer (en la Grecia Clásica no eran consideradas más que incubadoras), hija de Edipo (humillación terrible) y frente al estado representado por Creonte que enterado de esta acción debe ahora, en teoría castigar a Antígona.

No os cuento más de la historia pero si os voy a contar unos detallitos para que os resulte más atractiva desde la visión contemporánea. Fijaros sobre todo en el acercamiento tan brutal que tiene esta obra al drama actual y como cientos de libros y películas han bebido de aquí a la sencillez del planteamiento para la profundizar en el interior de los seres humanos. Y algo divertido es leer la defensa tan fuerte que hace Sófocles del sistema democrático respetándose siempre, incluso en los personajes más insignificantes, la libertad de expresión, la libertad de reunión…

Para los que no habéis leído un clásico griego nunca esta es, junto a Edipo, posiblemente la obra más importante. Para los que lo habéis leído os invito a repasarla.

Deja un comentario