Anábasis

Tras treinta años de guerra entre los griegos de la liga del Peloponeso y los de la liga de Delos la miseria azota a toda Grecia, las tierras han sido quemadas durante la guerra del Peloponeso y la gente intenta buscarse la vida lo mejor posible. Para un hombre la mejor opción era hacerse mercenario; los reyes persas tenían en gran concepto a los soldados de Grecia, pues habían estado luchando durante treinta años.

Uno de estos jóvenes que se decidió a hacerse mercenario era Jenofonte, un tipo nacido en una polis ateniense hacia el 430 AC. En 401 AC se alista como mercenario en la expedición creada por Ciro de Persia, que pretendía arrebatar el trono aqueménida a su hermano Artajerjes II. Todo fue bien hasta que llegaron a Cunaxa; allí los hoplitas griegos libraron una valerosa batalla contra los hombres de Artajerjes; sin embargo en el combate murió Ciro. Sin jefe que les pagase, los 10 000 griegos que componían el ejército decidieron volverse a su patria, dando una enorme caminata; del centro-sur de Turquía hacia el este, hacia la zona de Armenia y luego al norte-noroeste bordeando la costa de Anatolia hasta llegar al Bósforo y de allí a Grecia.

Los 10 000

La «Anábasis» narra las vicisitudes de estos soldados griegos escritas por alguien que lo vivió en primera persona y lo que me pregunto es como no se le ha ocurrido llevarlas al cine a ningún productor de Hollywood, porque tiene mucha chicha; aventura, batallas épicas, traiciones, sangre, etc… El hecho es que la lectura de esta obra nos sorprenderá por su dinamismo y por lo entretenida que resulta, amén del valor histórico que representa ya que es un excelente reflejo de la situación en Grecia tras la guerra del Peloponeso que doblegó a Atenas.

La obra está dividida en siete libros:

  • Libro I : Explica la muerte del rey persa Darío II y la disputa entre Artajerjes y Ciro; éste recluta a los griegos aunque éstos no saben cual es su propósito real; tras muchas discusiones deciden proseguir hasta que tiene lugar la batalla de Cunaxa, en donde los hoplitas vencen a los persas pero a un alto precio: la muerte de Ciro.
  • Libro II: Aireo, el segundo en el mando tras Ciro dice a los griegos que le acompañen a la Jonia, mientras que Artajerjes les dice que depongan las armas y se rindan pero los griegos los tienen bien puestos y le dicen al Artajerjes que pasan. El lider de los griegos, Clearco, decide acompañar a Aireo. Artajerjes decide enviar una embajada para negociar, acordándose una tregua, sin embargo los persas traicionan a los generales del ejército griego y los ejecutan.
  • Libro III: Ahora es Jenofonte el líder de la expedición y deberá enfrentarse a los ataques del general Mitrídates; para ello crea algo raro en los griegos: una fuerza de caballería y tmbién decide esquivar los territorios de los persas por lo que el regreso a casa será largo.
  • Libro IV: Las penalidades son enormes; el invierno les pilla en Armenia y se hielan de frio, además se tienen que enfrentar a mogollón de tribus hostiles y a diversos sátrapas. Finalemente consiguen llegar a Trebisonda, en la orilla del Mar Negro.
  • Libro VI: Una vez en Treisonda se envía a un general a Bizancio para que vaya a recogerlos con una flota, pero ésta tarda mucho en llegar y se dedican mientras al pillaje y a la lucha entre diversas polis.
  • Libro VI: Los expedicionarios se dividen en tres grupos , que emprenden caminos distintos hasta reunirse de nuevo en Calpe: se enfrentan de nuevo a los sátrapas y a la tribu de los bitinios.
  • Libro VII: Por fin llegan a la polis de Bizancio, desde allí se dirigen a Tracia y se dedicarán de nuevo al pillaje, lo harán también en Pérgamo en busca de botín. Finalmente llegan a Grecia tras un año y tres meses de expedición.

La obra resulta muy interesante aunque en ocasiones resulta farragosa, especialmente por la cantidad de nombres de tribus desconocidas como los carducos, calibes, fasianos, taocos, tibarenos, bitinios etc.. Pero precisamente esta cantidad de pueblos da valor a la obra ya que Jenofonte no sólo realiza un trabajo histórico sino que también hace un análisis etnográfico de los pueblos armenios y anatolios, describiendo sus costumbres y maneras de guerrear. Precisamente lo más destacable de la Anábasis es el genial retrato del modo de vida griego en la milicia y de las envidias y rencores entre oficiales de alta graduación y, por supuesto, la brillante y minuciosa descripción de las tácticas de combate de los hoplitas – Jenofonte dice, por ejemplo, que cuando el ejército marcha al combate los soldados cantan el Peán, una canción que desconozco totalmente y que dudo que quede alguna fuente histórica al respecto -., así como la capacidad de improvisación, pues crean un cuerpo de caballería – algo extraño en un pueblo que basa el combate en la infantería – para enfrentarse a los excelentes jinetes de Mitrídates, especialistas en hostigar con flechas y hondas.

Pero aparte de los valores arriba mentados, hay que hablar de la descripción geográfica , – a ver, Jenofonte no es Estrabón pero tampoco lo hace mal del todo – pues describe desde Sardes, Licaonia, Frigia, Cilicia, Siria, Armenia, etc.. y sus accidentes geográficos como los ríos Tigris ( genial la maniobra para cruzarlo ) o el Centrites, así como toda la costa norte de Anatolia; la dificultad estriba en que la mayoría de nombres geográficos que utiliza Jenofonote no se usan desde hace mil años lo que nos dificultará su ubicación; pero si la edición es buena seguro que tiene notas al pie para indicarnos el nombre actual; las medidas de distancia también son antiguas, basándose en «Estadios», pero no recuerdo a cuantos kilómetros equivale a un estadio.

En fin, es una obra magna, imprescindible y divertida aunque se haya escrito hace 2400 años, más aún en un país como España que cuenta con excelentes traductores del griego clásico . No es un libro que se lea en dos días, requiere su tiempo – a menos que seas un especialista que te cagas en Historia Antigua – pero se disfruta a cada página y nos retrotrae a una sociedad que en el fondo sigue siendo como la nuestra, con sus pequeñas vilezas cotidianas así como sus noblezas. Muy recomendabele.

Yo me compré el libro de la editorial Cátedra en tapa blanda y creo que me costó 12€ como mucho hace 4 años; si queréis una edición buena pillad la de la editorial Gredos, pero prepararos para pagar una pasta.

Deja un comentario