Alicia en el país de las maravillas

El motivo de esta opinión es una especie de recensión del libro Alicia en el país de las maravillas, una novela fantástica que narra la aventura de Alicia.

El libro de «Alicia en el País de las maravillas» lo recuerdo desde siempre en casa, y quizás porque ya sabía de que iba, lo viera en dibujos animados …., no me apetecía mucho leerlo, pero hace unos días que me llamó la atención esta versión juvenil de la editorial Alianza, y la intriga me llevó a abstraerme en su lectura, viendo la obra mucho más ambigua de lo que creía. Por eso quiero dejar mi punto de vista sobre la lectura de este libro superconocido.

Biografía de Charles Dogson

Desde mi punta de vista, debemos tener en conocimiento la vida de un autor para poder entender su obra con la mayor claridad posible, por lo tanto os pasaré a comentar un poco su biografía, como ya he hecho en otras reseñas.

Charles Lutwidge Dodgson (Daresbury,Cheshire 1832- Guildford 1898), conocido con el sobrenombre de Lewis Carroll.

El utilitarismo científico y el pluralismo victoriano, no consiguieron impedir, en la segunda mitad del siglo XIX inglés el renacimiento insólito del «spirit of wonder». La obra de Lewis Carroll, constituyó la manifestación más alentadora de este espíritu de admiración. La más inesperada, por otro lado, si se piensa en la época y en el ambiente en el que se afirmó la personalidad de Charles Dogson. Algunos han intentado encontrar la explicación en lo más profundo de su alma.

Al hijo más grande del pastor de Daresbury parece que le costó un gran esfuerzo el integrarse en el mundo de los adultos. Tímido y marcado en lo más profundo por la muerte de su madre, a la que le tenía un gran amor, sólo se sentía bien con los niños. Charles Dogson, fue un producto de la época victoriana.

Nació en una familia de 12 hermanos, en ellos 7 niñas, creció en un ambiente de los más conformistas y frecuentó instituciones rígidas como la Rugby School. En 1851 entró en el colegio de Christ Church en Oxford. Más tarde, este brillante estudiante consiguió un lugar de residente en su propio colegio. Durante 40 años, enseñó lógica y matemáticas.

Parece que estaba integrado totalmente en esta atmósfera de puritanismo y de tradición, porque publicó libros tan serios como Euclides y sus rivales (1879-1885) o Curiosa Matemática (1888-1893) pero firmó con un seudónimo en Alicia en el país de las maravillas (1865) y A través de espejo (1872) a los cuales debe su inmortalidad. Más que por una reacción contra la sociedad ordenada de una manera inmutable, burguesa y sometida a las convivencias bajo las que él se encontraba, Charles Dogson se convirtió en Lewis Carroll gracias a una visión particular del mundo. Gracias a su sensibilidad poética, a su afán de sueños y a la espontaneidad de su imaginación, que hacían que ya de joven dirigiera un teatro de marionetas o dibujara en la nieve laberintos indescifrables, y un poco más tarde, adolescente, editara e ilustrara El paraguas del prevere (1849), haciendo las delicias de sus hermanos y hermanas. Y también gracias a este indestructible sentido del humor, que le permitió acceder al lector victorioso, que en apariencia tan lejana de toda fantasía, suscribirse bajo su universo «absurdo» .

El 4 de Julio de 1862 (un 4 de Julio tan importante en la literatura universal como en la historia de los EEUU) Charles Dodgson, con la compañía de su amigo el reverendo Robinson Duckworthm llevaron a pasear con barca a las tres hermanas Lidell (como ya lo habían hecho antes). En esta ocasión, la excursión fue río arriba.

La excursión por el río va ser como tantas otras, y como siempre, Dodson tuvo que improvisar cuentos para las jóvenes amigas. Sólo que en esta ocasión, Alicia, la segunda de las hermanas, insistió en que Dodgson, además de explicar los cuentos, tenía que escribirlos a continuación. Y así lo hicieron al llegar a casa.

Notas biográficas del autor interesantes para la lectura del libro

Cuando escribo una opinión sobre un libro, no hago apenas mención al autor porque no lo veo demasiado necesario, pero en este caso no puedo eludir hacer referencia a algunos detalles de la biografía de Lewis Carroll, cuyo nombre real era Charles Dodgson, porque en su personalidad se encuentran muchas claves, para entender el libro.

De él se dice que su físico asimétrico ,un hombro era más alto que el otro, su sonrisa algo torcida y sus ojos azules no estaban exactamente a nivel, y esto ya puede haber contribuido a su interés en las reflexiones en el espejo.

Era tímido, tartamudo, pero ordenado y metódico como corresponde a un excelente profesor de matemáticas. El libro lo escribió como regalo a la pequeña Alice Liddell de la que Lewis Carroll estuvo enamorado llegándole a proponer matrimonio.

Unos simplemente ven en «Alicia en el país de las maravillas» la pureza infantil de su autor que consideraba a sus amigos los niños, los únicos cuerdos, tan cuerdos que era posible con ellos que hasta la lógica y la geometría se saliesen de sus propias reglas.

Otros en vez de esa pureza infantil, perciben que más que pureza se trataba de una obsesión por las niñas, que rayaba con la pedofilia. De hecho cuando Alice se fue haciendo mayor, dejó de interesarle y «la atracción de Dodgson por las niñas se convirtió en una auténtica manía». «Me gustan los niños (excepto los varones)», escribió una vez.

Igualmente algunos ven en «Alicia en el país de las maravillas» una obra escrita para niños, y otros piensan que no lo es tanto.

El argumento de Alicia en el País de las Maravillas

En este punto, me permitiréis que me extienda un poco, porque aunque haya alguien que no lo ha leído, no creo que haya nadie que no haya visto alguna de sus adaptaciones. El libro está dividido en 12 capítulos, cuyo índice pongo a continuación, y luego contare un poco del argumento,

  • Capítulo I: El descenso por la madriguera
  • Capítulo II: En un mar de lágrimas
  • Capítulo III: Una carrera en comité y un cuento largo
  • Capítulo IV: La habitación del Conejo Blanco
  • Capítulo V: El consejo de una oruga
  • Capítulo VI: Cerdo y pimienta
  • Capítulo VII: Una Merienda de locos
  • Capítulo VIII: El croquet de la reina
  • Capítulo IX: Historia de la Falsa Tortuga
  • Capítulo X: el baile de la langosta
  • Capítulo XI: ¿Quién robó las tartas?
  • Capítulo XII: La declaración de Alicia Todo comienza cuando Alicia se encuentra sentada en un árbol al aire libre, aburrida, junto a su hermana, la cual leía un libro que no tenia ilustraciones ni diálogos, eso hacía que Alicia se aburra mucho.

De repente aparece junto a ella un conejo blanco, pero no uno cualquiera, uno vestido con chaqueta y chaleco, que corre murmurando que llega tarde, sin dejar de mirar su reloj de bolsillo. Alicia queda intrigada y decide seguirlo incluso entrando en su madriguera, pero resulta que no es una madriguera sino un túnel horizontal, es algo más profundo de lo que esperaba la niña, mientras avanza el túnel se convierte en un pozo vertical, por donde Alicia cae durante lo que a la niña le parece mucho tiempo, pensando en cosas sin importancia mientras se pregunta si en algún momento llegará al suelo.

Al finalizar su caída y asombrada porque no se ha hecho daño, Alicia entra en un mundo de absurdos y paradojas lógicas. El conejo había desaparecido, Alicia encuentra una pequeña botella, que sólo dice «BÉBEME», Alicia lo hace atraída por la curiosidad y la poción encogió a Alicia hasta hacerla medir veinticinco centímetros de altura. A continuación, intenta abrir una pequeña puerta para continuar explorando el mundo nuevo, pero la llave que abre la puerta está sobre una mesa que ella no puede alcanzar, debido a su nueva estatura. La niña intenta entonces recuperar su estatura original, comiendo un pastel que encuentra con el letrero «CÓMEME». Entonces Alicia crece más de tres metros, choca contra el techo. Alicia comienza entonces a llorar, y llena la habitación con un charco de lágrimas.

Y hasta aquí voy a leer, ….

Alicia se encuentra con distintos personajes que influirán de una manera u otra en su aventura, como pueden ser la oruga azul, el gato de Cheshire, al Sombrerero y a la Liebre de Marzo, que sin duda son unos secundarios de lujo, al menos eso es lo que pienso yo.

Mi opinión

Personalmente me ha parecido un libro bastante angustioso pero fascinante, donde los personajes tan dispares entre sí, no se entienden. Tan disparatado, desde mi punto de vista, que no se sabe si hay un derroche excesivo de imaginación o una mente alucinógena o un tanto psicótica detrás de las aventuras de Alicia.

Seguramente lo que sí hay es una mente muy creativa. Siempre me ha parecido un libro fascinante. Uno de mis fragmentos favoritos es el capítulo de el «Feliz no cumpleaños» y esas tazas de te que nunca llegan a tomarse. Siempre es la hora del te y nunca llegan a beberlo. Otro es el momento del juicio cuando el rey quiere dictar sentencia y luego escuchar a los testigos y no termina de entender porque tiene que realizarse de manera inversa. Pero sin duda mi personaje favorito es esa Reina de Corazones a la que todo el mundo tiene que complacer si no quieren que les corten sus cabezas. Y sin embargo la pequeña Alicia no termina de tenerle miedo, es una cosa curiosa. Eso hace que tenga que respetar a Alicia aunque me parece un tanto repipi y presumida. Por cierto, he visto una foto hecha por Carroll de la auténtica Alicia y desprende una madurez y un erotismo chocante en una cría de siete u ocho años. Toda una lolita en potencia.

El final del libro parece revelar que las aventuras soñadas por Alicia, podrían ser contadas por ella cuando creciese, para deleitar a otros niños, pudiendo confirmar que es una obra para niños.

Aún así me parece que la mente matemática de su autor está muy presente. Creo que aunque parezca una obra muy lejana a la lógica, no lo es tanto.El enorme caos, no es más que otro elemento matemático que utiliza como:

  • la geometría( el espejo, las formas, las metamorfosis, los juegos de tamaño de Alicia…)
  • el espacio a veces infinito, pozos interminables y a veces tan limitados como una sala de juicios,
  • el concepto del tiempo,el tiempo a veces existe (el reloj del conejo…) a veces no existe, (el té inacabable…).

Conclusión

En conclusión, un clásico de la literatura infantil que demuestra una vez más que los niños nunca habían tenido el más mínimo miedo a cosas tan desagradables como la amenaza de una reina malvada cortacabezas. Seguro que era la parte que más les interesaba de todo el cuento. Que la Disney en sus inicios fuera capaz de mostrar las cosas tal cual ( incluida la minihistoria de las pequeñas ostras que terminan cruelmente devoradas) y no se obligara a la Reina de Corazones a cambiar su amenaza por un más infantil «Que le encierren en la mazmorra» o «Que le azoten en el trasero» es una prueba de como cambian las cosas y como hoy en día se pretende «preparar» a los niños para la vida adulta (que siempre ha sido la verdadera función de los cuentos) con historias de mundos perfectos y maravillosos que poco tienen que ver con los peligros y amenazas con las que van a enfrentarse en la vida.

¿Qué que opinaría la propia Alicia de la mayoría de las últimas películas Disney?. Seguramente que son un aburrimiento. Los niños siempre buscarán el lado retorcido y desagradable de las cosas por instinto y si no lo encuentran en un determinado cuento, no os preocupéis que lo buscaran en otro. Quizá en Barbazul y su habitación repleta de los cadáveres de sus anteriores esposas o en Hansel y Gretel empujando a la bruja al interior del horno o en la Madrastra pidiéndole al cazador el corazón de Blancanieves o en la golondrina que atravesaba su corazón contra una espina para teñir una rosa blanca y que el estudiante pudiera conseguir el corazón de su amada (uno de mis cuentos favoritos).

Ficha técnica

Alícia en el País de las Maravillas
Lewis Carroll
Ed. Empuries

Deja un comentario