Aguas Quietas

Acabo de terminar este libro, que he rescatado del baúl de los recuerdos. Lo leí hace años, pero la verdad es que no me acordaba de nada, así que como si lo hubiera leído por primera vez. Se trata de «Aguas Quietas», y su autora es Tami Hoag.

Tami Hoag es una escritora norteamericana que ha escrito varios bestsellers, todos ellos pertenecientes al género de los thrilers.

La protagonista del libro es Elizabeth Stuart, que va a vivir con su hijo Trace a Arroyo Quieto, un pequeño pueblecito de Minessota donde todos se conocen, y donde también vive una comunidad amish.
Va al pueblo para comenzar una nueva vida como directora del periódico local, para escapar de un tortuoso divorcio con un personaje muy poderoso de Giorgia.

Un día que su coche le deja tirada en medio de la nada, después de ir andando bajo la lluvia, acude a pedir ayuda a una nueva urbanización que están construyendo en el pueblo, y allí encuentra muerto al promotor, un personaje odiado por mucha gente.

A partir de ese momento, que es donde comienza la verdadera trama del libro, la vida de Elizabeth da un giro, y empieza a darse cuenta de que aparte que desconfían de ella, tampoco es bienvenida en la comunidad.

A cuenta de la investigación conoce a Dane Jantzen, que es el arrogante sheriff del pueblo, y cómo no, el típico guaperas ligón.

A pesar de que los dos ponen de su parte para no enamorarse el uno del otro, al final pasa lo que tenía que pasar.

¿Os lo imagináis verdad?

El libro está bien. Su lectura es amena y es el típico libro que se lee en un plis plas, pero narra la historia con tantísimo detalle, que llega un momento en que no sabes qué tipo de libro estás leyendo.

Describe de una forma los encuentros sexuales de los protagonistas que más que un libro de suspense parece que estás leyendo una novela de esas de pasión a todo detalle.

No penséis que soy una mojigata, pero si leo un libro de suspense quiero tener suspense, y si me apetece saber qué sienten los protagonistas cuando se besan y hacen el amor, pues ya sé qué tipo de libros tengo que leer.

De todas formas, para pasar el rato está bien.

Deja un comentario